Este martes conocíamos la triste noticia del fallecimiento del director de cine albaceteño José Luis Cuerda, que nos dejaba a sus 72 años de edad, contando con un legado que tiene en ‘Amanece, que no es poco’ uno de sus mayores éxitos.

Una película que sigue conquistando al público más de 30 años después y que Cuerda grabó en escenarios de la Sierra del Segura.

Toda la comarca, pero en particular Ayna, Liétor y Molinicos -en cuyos escenarios se grabó la película- lloran la muerte del gran José Luis Cuerda, que acercó el cine y llenó de ilusión la Sierra del Segura, hace ahora más de 30 años, con muchos de nuestros vecinos entre los extras de un film de humor surrealista que seguirá haciendo reír a los espectadores. El verano de 1988 fue muy especial para la Sierra del Segura gracias a José Luis Cuerda y su equipo.

Además, hay que recordar que el legado de Cuerda quedará siempre unido a la Sierra del Segura, que cuenta desde 2010 con una ruta turística sobre su película.

En la ruta hay paneles informativos, una réplica de la Vespa con el sidecar de Jimmy y Teodoro, un “semillero de hombres” o un centro de interpretación, que se ubica en la antigua ermita de los Remedios en Ayna.

Visitar esta ruta será desde ahora, si cabe, un poco más especial, para seguir rindiendo homenaje a un genio del séptimo arte.