Hace algo más de un año ardieron más de 1.000 hectáreas en el incendio de Yeste, que desoló una buena parte del Parque Natural de los Calares del Río Mundo y la Sima en la provincia de Albacete y que tuvo una semana con el alma en vilo a los habitantes de Yeste, Riópar y Molinicos. La velocidad de propagación del incendio pasó de 5 a 10 metros por segundo en solo 24 horas.

Afortunadamente, como recoge la cuenta de Twitter de @MeteoHellín, un año después la vida se abre paso y la naturaleza hace su trabajo.

El 27 de julio de 2017 esta zona se convirtió en una “olla a presión” por la combinación fatal de orografía, climatología y escasez de agua.

Las 1.211 personas que trabajaron en la extinción del fuego fueron, 880 del Infocam y 331 externas, que ayudaron procedentes de otras comunidades autónomas, la UME –medios terrestres- y el Ministerio de Agricultura -medios aéreos-. Junto a ellos, los bomberos del Sepei (Servicio Provincial de Extinción de Incendios de Albacete) y de Cataluña y Valencia.

Se emplearon 239 medios, de los que 44 eran aéreos, 186 terrestres y 9 de dirección y coordinación.

La situación hubiera sido aún peor sin la colaboración de los vecinos de la zona, que se emplearon a fondo ayudando en todo y a todos, como facilitando comida a los profesionales que trabajaban en la extinción.

Este próximo domingo, 25 de Noviembre, se celebra una Jornada temática “Un año después del fuego” donde se hablará de todo lo sucedido, del conocimiento sobre los incendios, sus causas, sus consecuencias a medio y largo plazo, su prevención y la concienciación de la población sobre su gravedad.

Se visitará el Centro de interpretación del PN, en el pueblo de Yeste y se podrá ir en coche a la zona afectada por el incendio, en la que se realizará una ruta interpretativa.

 

Toda la información e inscripciones en el siguiente link:

http://areasprotegidas.castillalamancha.es/rap/espacios-naturales-protegidos/enp-parque-natural/parque-natural-calares-del-mundo-y-de-la-41